Comentario Bíblico, 31 de Marzo de 2019

Cuarto Domingo de Cuaresma

Ciclo C

Texto sagrado:

Jos 5, 9a. 10-12; Sal 33; 2 Cor 5, 17-21; Lc 15, 1-3. 11-32

Invocación inicial

Ven, oh Espíritu Creador, a desvelarnos el gran misterio de Dios Padre y del Hijo unidos en un solo Amor. Haznos ver el gran día del Dios esplendente de santa luz; nace en la sangre de Cristo la aurora de un mundo nuevo. Vuelve a la casa el pródigo, resplandece la luz para el ciego; el buen ladrón agraciado elimina el miedo antiguo. Muriendo sobre el patíbulo Cristo vence la muerte; la muerte da la vida, el amor vence al temor, la culpa busca el perdón.

Amén

Texto

En aquel tiempo, 1 todos los publicanos y los pecadores se acercaban a Jesús para oírle. 2Los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: «Éste acoge a los pecadores y come con ellos.» 3 Entonces les dijo esta parábola:
11 «Un hombre tenía dos hijos. 12 El menor de ellos dijo al padre: `Padre, dame la parte de la hacienda que me corresponde.’ Y él les repartió la hacienda. 13 Pocos días después, el hijo menor lo reunió todo y se marchó a un país lejano, donde malgastó su hacienda
viviendo como un libertino.

14 «Cuando se lo había gastado todo, sobrevino un hambre extrema en aquel país y comenzó a pasar necesidad. 15 Entonces fue y se ajustó con uno de los ciudadanos de aquel país, que le envió a sus fincas a apacentar puercos. 16 Y deseaba llenar su vientre con las algarrobas que comían los puercos, pues nadie le daba nada. 17 Y entrando en sí mismo, dijo: `¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen pan en abundancia, mientras que yo aquí me muero de hambre! 18 Me levantaré, iré a mi padre y le diré: Padre, pequé contra el cielo y ante ti. 19 Ya no merezco ser llamado hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros.’ 20 Y, levantándose, partió hacia su padre.  «Estando él todavía lejos, le vio su padre y, conmovido, corrió, se echó a su cuello y le besó efusivamente. 21 El hijo le dijo: `Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser  llamado hijo tuyo.’ 22 Pero el padre dijo a sus siervos: `Daos prisa; traed el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en la mano y unas sandalias en los pies. 23 Traed el novillo cebado, matadlo, y comamos y celebremos una fiesta, 24 porque este hijo mío había muerto y ha vuelto a la vida; se había perdido y ha sido hallado.’ Y comenzaron la fiesta.

25 «Su hijo mayor estaba en el campo y, al volver, cuando se acercó a la casa, oyó la música y las danzas; 26 y, llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. 27 Él le dijo: `Ha vuelto tu hermano y tu padre ha matado el novillo cebado, porque le ha recobrado sano.’ 28 Él se irritó y no quería entrar. Salió su padre y le rogaba. 29 Pero él replicó a su padre: `Hace tantos años que te sirvo, y jamás dejé de cumplir una orden tuya, pero nunca me has dado un cabrito para tener una fiesta con mis amigos; 30 y ¡ahora que ha venido ese hijo tuyo, que ha devorado tu hacienda con prostitutas, has matado para él el novillo cebado!’
31 «Pero él le dijo: `Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo; 32 pero convenía celebrar una fiesta y alegrarse, porque este hermano tuyo había muerto y ha vuelto a la vida, se había perdido y ha sido hallado.’»

Meditación

La parábola del papá misericordioso es una excelente explicación de quién y cómo es el Dios de Jesús. Y una magnifica lección para nuestra tarea misionera ¿Tenemos la suficiente grandeza de ánimo para aceptar sin reservas que Dios se comporte tierno, compasivo y misericordioso con los pecadores? En mí tarea misionera ¿Qué rostro de Dios presento? ¿Un Dios severo y castigador? O ¿un Dios como es en realidad? ¡Cómo nos lo ha revelado Jesús!

El pueblo de Dios, al entrar en la tierra prometida, celebra la pascua. Dios nos reconcilió consigo por Cristo. Nuestro Padre Celestial es tierno y amoroso como una madre buena. Por eso podemos invitar a todos los pueblos del mundo, vengan, gusten, vean, que bueno es Nuestro Dios.

Dios es nuestro Padre Bueno, generoso, respetuoso, tolerante, tierno, misericordioso, que nos acoge a nosotros sus hijos e hijas “perdidos” y nos perdona gratuita e incondicionalmente. Escuchemos a Jesús que nos dice: Que Dios, es nuestro padre Bondadoso, que quiere que todos sus Hijos se salven, el hijo menor y el hijo mayor, el hijo que regresa a la casa y el hijo que no quiere entrar en la casa. Dios quiere salvarnos a todos…

El padre, de esta parábola, representa a Dios Padre que acoge a todos y quiere que todos se salven. Dios quiere salvar a los publicanos y pecadores. Dios quiere salvar a los escribas y fariseos. Nuestro Padre Dios es bueno, tierno, compasivo, misericordioso… Hoy contemplamos a nuestro Dios como un papá con entrañas de misericordia.

El hijo menor, libertino, desordenado, representa a los publicanos y pecadores, a las prostitutas, a los impuros, a los desobedientes, a los ladrones, a los injustos, a los adúlteros, a los corruptos, a los asesinos…. A todos los que estando en vicios y pecados, escucharon a Jesús, fueron humildes, reconocieron su pecado, se arrepintieron, se convirtieron y siguieron a Jesús como discípulos misioneros.

El hijo mayor, representa a los escribas y fariseos… Estos luchaban por ser puros, honrados, justos, obedientes….trataban de ser esposos fieles, querían servir a Dios, se esforzaban por cumplir los mandamientos de Dios; pero se llenaron de soberbia, se creyeron demasiado buenos, despreciaron a los demás… y sintieron que los pecadores no eran sus hermanos, sino una simple chusma ignorante y perdida. Los fariseos no escucharon a Jesús, lo criticaron lo rechazaron y lo mataron.

Nuestro compromiso en este cuarto domingo de Cuaresma es ser humildes, ser sinceros…reconocer nuestros pecados, confesarlos ante Dios, por medio de un ministro ordenado, el sacerdote. Confesarnos sacramentalmente. Así, Dios nos perdonará y habrá una gran fiesta en el cielo y en la Iglesia porque dice Jesús, hay más alegría en el cielo por un pecador que se arrepiente que por 99 justos…

En esta celebración de la Palabra, el Señor, nos está llamando, nos está fortaleciendo, nos está iluminando para que reflexionemos y como el Hijo prodigo digamos: “Me levantaré e iré a mi padre y le diré, Padre he pecado contra el cielo y contra Ti, ya no merezco llamarme Hijo Tuyo, trátame como a uno de tus trabajadores….

Nuestro Padre, nos está esperando con los brazos abiertos, para abrazarnos, pues somos sus hijos amados… Nuestro Padre celestial es misericordioso. Nos reconoce como hijos. No nos quita la dignidad de hijos. Está dispuesto a perdonarnos, si nos arrepentimos de Corazón.

¿Cuáles son los pecados que me atan, que me amarran, que me impiden levantarme, para confesarme y recibir el perdón de Dios? ¿Creo que Mi Padre Dios, es Rico en misericordia? ¿Y yo, -cada uno- debo ser misericordioso como mi padre celestial es misericordioso? ¿Me estoy preparando de la mejor manera para celebrar digna y santamente las próximas fiestas pascuales?..

Ecos para la semana

Dios es nuestro Papá Misericordioso

Lunes: ¿He sentido y gustado personalmente la misericordia de Dios? …

Martes: ¿Cuántas veces, he gozado como el hijo prodigo del abrazo perdonador de Dios?

Miércoles: ¿soy consciente que es Dios amoroso quien me da la vida?

Jueves: ¿Jesucristo viene a juzgarme y condenarme o a salvarme?

Viernes: ¿Me doy cuenta que nuestro Dios, consuela a los afligidos?

Sábado: Virgen María, madre Del Redentor, ayúdanos a descubrir el rostro materno de nuestro Dios. Ayúdanos a recordar, Virgen maría, que Cristo padeció para salvarnos. Que murió en la cruz y al tercer día resucitó, para darnos vida. Amén.

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Animación Bíblica de la Pastoral, Ciclo C, Comentario Bíblico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s