Lectio Divina, 30 de Septiembre de 2018

Lectio Divina, 30 de Septiembre de 2018

Vigésimo Sexto Domingo Ordinario

Ciclo “B”

Página Sagrada:

Num 11, 25-29 * Salmo 18 * Stg 5, 1-6 * Mc 9, 38-43.45.47-48

Enemigos

“El que no está contra ustedes está a favor nuestro”

Invocación inicial

Señor Jesús, envía tu Espíritu, para que Él nos ayude a leer la Biblia en el mismo modo con el cual Tú la has leído a los discípulos en el camino de Emaús. Con la luz de la Palabra, escrita en la Biblia, Tú les ayudaste a descubrir la presencia de Dios en los acontecimientos dolorosos de tu condena y muerte. Así, la cruz, que parecía ser el final de toda esperanza, apareció para ellos como fuente de vida y resurrección.

Crea en nosotros el silencio para escuchar tu voz en la Creación y en la Escritura, en los acontecimientos y en las personas, sobre todo en los pobres y en los que sufren. Tu palabra nos oriente a fin de que también nosotros, como los discípulos de Emaús, podamos experimentar la fuerza de tu resurrección y testimoniar a los otros que Tú estás vivo en medio de nosotros como fuente de fraternidad, de justicia y de paz. Te lo pedimos a Ti, Jesús, Hijo de María, que nos has revelado al Padre y enviado tu Espíritu. Amén.

Texto

38 Juan le dijo: «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre, y tratamos de impedírselo porque no es de los nuestros». 39 Pero Jesús les dijo: «No se lo impidan, porque nadie puede hacer un milagro en mi Nombre y luego hablar mal de mí. 40 Y el que no está contra nosotros, está con nosotros.

41 Les aseguro que no quedará sin recompensa el que les dé de beber un vaso de agua por el hecho de que ustedes pertenecen a Cristo. 42 Si alguien llegara a escandalizar a uno de estos pequeños que tienen fe, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo arrojaran al mar. 43 Si tu mano es para ti ocasión de pecado, córtala, porque más te vale entrar en la Vida manco, que ir con tus dos manos a la Gehena, al fuego inextinguible. 45 Y si tu pie es para ti ocasión de pecado, córtalo, porque más te vale entrar lisiado en la Vida, que ser arrojado con tus dos pies a la Gehena. 47 Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo, porque más te vale entrar con un solo ojo en el Reino de Dios, que ser arrojado con tus dos ojos a la Gehena, 48 donde el gusano no muere y el fuego no se apaga».

Lectio

El Evangelio según San Marcos ofrece el paralelo a la primera lectura. Como Moisés a su discípulo Josué, también Jesús llama la atención a sus discípulos caídos en la tentación de encerrar la obra de Dios y del Evangelio en un grupo. Enseñanzas fundamentales surgen para la comunidad y para cada uno de los que, dentro de ella, “sirven al Reino”:

a. Insospechadamente aparece un grupo de trabajadores anónimos del Reino sobre los cuales el discípulo Juan -en acción paralela a la de Josué en Nm. lanza la “prohibición” (VER v.38).

b. Jesús aclara que hay que seguir los criterios de Dios antes que los nuestros. Dios tiene muchos caminos, y quien verdaderamente ama su Reino no se opondrá a que el Evangelio -en la medida que sea integral y verdadero- avance por los caminos que no son los propios (VER v.39).

c. Por ello pasa luego a plantear lo que es una exigencia radical de su seguimiento: hay que hacerse de verdad pequeño, hasta el punto de “ser acogido” como un desarmado o inofensivo. De hecho, hay que vivir esta condición, pero también “estar abierto a los que en su pequeñez trabajan por el Reino llevados por el Espíritu” (VER vv. 40-42).

d. Así, una larga sección (5 versículos) usan la imagen de la mano enferma, el pie enfermo o el ojo malo para referirse a esa oposición que nace del confundir el servicio con el privilegio (como debió suceder dolorosamente en la comunidad cristiana primitiva) la cual es condenable y hay que amputarla del corazón, como un mal que hace daño a los otros (les “escandaliza” VER v.2a3b) y que puede obstaculizar la llegada a la salvación, por lo que conviene “cortarla” (VER vv. 43-45): una clara invitación a morir a sí mismo porque el Reino es más grande que cualquiera de los oficios con que se le sirve.

e. Para ser discípulo verdadero, hay que controlar las tentaciones de seguridad, hay que hacer una opción por la sencillez y la humildad que caracterizan a los pobres, para no ser de tropiezo a quienes desde sus iniciativas quieran acercarse a Dios.

Meditatio

  • ¿Hasta qué punto morir a nosotros mismos produce apertura, aprecio por las iniciativas de otros, capacidad de percibir “el soplo del Espíritu”? ¿no debemos proponemos esta reflexión antes de muchas decisiones y valoraciones de lo que otros hacen por el Reino? ƒ
  • ¿Percibimos la presencia de los pequeños de la comunidad y tenemos el cuidado de no escandalizar su fe? ¿o encerrados en nuestro punto de vista alejamos a muchos de la posibilidad de encuentro con Cristo?

Oratio

“Deseosos de cumplir tu voluntad, confesamos, oh Cristo, tener muchas veces, un corazón al que falta el espíritu de tu verdad…. concédenos entonces cumplir con sencillez tus preceptos: amando tu reino y a nuestros hermanos mucho mas. Haz que sepamos comprender a todo aquel que desea acercarse a Ti, que podamos interpretar tu misterioso rostro presente en los pequeños de este mundo.

Contemplatio

Dos puntos de apoyo sirven al autor del Salmo 18 para proponer esta bella oración de confesión de fe: La bondad de la Ley del Señor, es decir sus mandatos, y en segundo lugar la súplica por no tener un corazón arrogante, pues ello sería el obstáculo en la vida comunitaria para cumplir la voluntad de Dios.

Actio

  1. Realizar profundamente nuestra opción por ser discípulos de Cristo en el Espíritu.
  2. Acercar por nuestro testimonio a todos aquellos que ya buscan y aman a Jesucristo, quizás sin saberlo, en medio de las estructuras del mundo.
  3. Cultivar la humildad como característica de la vida y misión cristianas en todos los ambientes.

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s