Lectio Divina, 19 de Agosto de 2018

Lectio Divina, 19 de Agosto de 2018

Vigésimo Domingo Ordinario

Ciclo B

Página Sagrada:

Prov 9, 1‐6 * Salmo 33 * Ef 5, 15‐20 * Jn 6, 51-58

breadwine

“Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida”

Invocación inicial

Shadai, Dios de la montaña,
que haces de nuestra frágil vida
la roca de tu morada,
conduce nuestra mente
a golpear la roca del desierto,
para que brote el agua para nuestra sed.
La pobreza de nuestro sentir
nos cubra como un manto en la oscuridad de la noche
y abra el corazón, para acoger el eco del Silencio
y así el alba,
envolviéndonos en la nueva luz matutina,
nos lleve
con las cenizas consumadas por el fuego
de los pastores del Absoluto,
que han vigilado por nosotros junto al Divino Maestro,
al sabor de la santa memoria.

Texto

51 Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá eternamente, y el pan que yo daré es mi carne para la Vida del mundo».

52 Los judíos discutían entre sí, diciendo: «¿Cómo este hombre puede darnos a comer su carne?».

53 Jesús les respondió: «Les aseguro que si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no tendrán Vida en ustedes. 54 El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. 55 Porque mi carne es la verdadera comida y mi sangre, la verdadera bebida. 56 El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él. 57 Así como yo, que he sido enviado por el Padre que tiene Vida, vivo por el Padre, de la misma manera, el que me come vivirá por mí. 58 Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron sus padres y murieron. El que coma de este pan vivirá eternamente».

Lectio

El tema eucarístico se enriquece este domingo con la presentación del tema del banquete que Dios ofrece en Cristo al hombre, para que tenga en abundancia la vida.

El texto del Evangelio presenta al menos dos partes:

a. La postura cerrada de los escuchas de Jesús (v. 52) quienes ejecutan una acción puramente racional, desde su incapacidad de abrirse a Dios: discuten, quieren ver “dentro de sus argumentos” la obra de Dios que los sobrepasa.

b. La disponibilidad generosa del Salvador, quien advierte sobre este banquete de su Carne y de su Sangre. También quedan definidas claramente dos certezas: Aquellos que desde un plano humano, de falsa e insuficiente “sabiduría” valoran y pretenden calcular los caminos de Dios no comprenderán el misterio eucarístico. 2ª Quienes en cambio creen en este misterio del Pan de vida inician con Él una relación nueva, profunda, llena de bendición y de verdadera “conveniencia” para el hombre: tienen ya desde ahora un anticipo de la salvación plena (VER v. 58).

c. Finalmente, al mencionar la vida que se tiene por este banquete se supera la suerte de todos aquellos que comieron el maná, pero murieron (VER v. 58): esto último tiene un claro significado de compromiso ante el banquete eucarístico.

Meditatio

  • ¿Hasta qué punto incide, e influye profundamente en la vida de todos y cada uno el comulgar con la Carne y Sangre de Cristo? ¿Hemos hecho perder su impacto a este sacramento en la vida personal y comunitaria?
  • Si la Eucaristía es verdadero alimento hecho don por el Padre a todos ¿no ponemos mucha más atención y damos más importancia a otros prácticas de vida y religiosidad cristianas, a veces ni siquiera sacramentales?

Oratio

Concédenos mediante la verdadera comida, mediante la verdadera bebida: conocerte en nuestros hermanos, compartir todo pan material y espiritual, prolongar tu banquete durante toda nuestra vida. Amén.

Contemplatio

Este domingo nuevamente resuena la solemne invitación del Salmo 33 a experimentar desde la fe y desde la comunión con el banquete eucarístico la misma “bondad del Señor”.

Actio

  1. Examinar y hacer más central el puesto de la Celebración de la Eucaristía, fuente de caridad y unidad, en la vida familiar y comunitaria.
  2. Ejercitar la verdadera sabiduría uniendo nuestra fe a nuestra vida, para testimoniar de la mejor manera el banquete del Reino de Dios.

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s