Lectio Divina, 25 de Diciembre de 2017

Lectio Divina, 25 de Diciembre de 2017

Misa de Media Noche

Ciclo “B”

Página Sagrada:

Isaías 9, 1-3.5-6 * Salmo 95 * Tito 2, 11-14 * Lucas 2, 1-14

papa-francisco-misa-del-gallo

“Hoy les ha nacido un Salvador, Cristo el Señor”

Invocación inicial

1 Samuel 2,1-10:
«Mi corazón exulta en Yahvé,
mi fuerza se apoya en Dios,
mi boca se burla de mis enemigos,
porque he gozado de tu socorro.
No hay Santo como Yahvé,
ni roca como nuestro Dios.
El arco de los fuertes se ha quebrado,
los que tambalean se ciñen de fuerza.
Los hartos se contratan por pan,
los hambrientos dejan su trabajo.
Yahvé juzga los confines de la tierra,
da pujanza a su Rey,
exalta el poder de su Ungido.»

Texto

1 En aquella época apareció un decreto del emperador Augusto, ordenando que se realizara un censo en todo el mundo. 2 Este primer censo tuvo lugar cuando Quirino gobernaba la Siria. 3 Y cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen.

4 José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a Belén de Judea, la ciudad de David, 5 para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada.

6 Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; 7 y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue.

8 En esa región acampaban unos pastores, que vigilaban por turno sus rebaños durante la noche. 9 De pronto, se les apareció el Ángel del Señor y la gloria del Señor los envolvió con su luz. Ellos sintieron un gran temor, 10 pero el Ángel les dijo: «No teman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: 11 Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor.

12 Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre». 13 Y junto con el Ángel, apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: 14 ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él».

Lectio

¡La alegría de los discípulos misioneros ha llegado hoy a su momento más fuerte: ya no hay lugar para el temor, el Señor está con nosotros!…La página del Evangelio que se lee en esta noche actúa como una luz que en verdad “vence a las tinieblas”, especialmente a las sombras del temor y de la cultura de muerte: es decir, de todo ambiente donde parecen triunfar la violencia, el miedo, el egoísmo, la duda. Dios ha respondido al deseo humano de tener vida en abundancia (Juan 10, 10): los discípulos misioneros deben por tanto “ser portadores de la alegría, de la certeza, de la esperanza, del amor”. Dejándose iluminar ellos mismos por la Palabra y la celebración eucarística alrededor del pesebre del niño pequeño pero salvador potente, ellos descubren:

a. Que el mundo, en toda su historia, se ve marcado por fuerzas aparentemente más poderosas que el bien: Cristo mismo nació en un tiempo donde el poder el emperador romano obligaba al censo, que humildemente cumplen sus padres yendo desde Nazaret hasta Belén de Judá.

b. Pero el Señor tiene sus planes de salvación que se revelan en lo pequeño: el ángel que se aparece a los pastores muestra la pequeñez del Hijo de Dios: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. La mirada de los discípulos misioneros “va más allá” de la pequeñez del niño recién nacido en un ambiente tan pobre: ellos se dan cuenta de que el Señor quiere revelarse especialmente a los humildes –los pastores que velaban por sus rebaños. De ahí nace la alegría de esta noche: de contemplar, más allá de las palabras, cómo Dios se hace pequeño para estar al alcance de todos. El himno de los coros de “miles de ángeles” en el cielo es un contraste para animar la fe de los pequeños sobre la tierra: la Gloria de Dios está a favor de quienes ponen en él su confianza. Ahora todos pueden tener el “don de Dios que es paz” que comienza con el nacimiento del pequeño Niño Dios, verdadero salvador del mundo.

Meditatio

  • ¿Advertimos, nos damos cuenta de la “manera de actuar de Dios” en lo sencillo y escondido de la historia del mundo?¿O esperamos nosotros también espectáculos de poder para poner nuestra confianza en ellos
  • ¿Cuál es noche en que vive el mundo (violencia, presencia del mal en las drogas, el pecado que destruye, el egoísmo?
  • ¿Con la Navidad, llegamos a un momento realmente preparado espiritualmente, o ella nos sorprende como una fecha más, como una celebración perdida en el ruido del mundo comercial y en el fondo falto de fe en Cristo Jesús?

Oratio

Señor, en esta noche santa, donde ya no existen el temor ni la tristeza, nos acercamos silenciosos y maravillados a tu pesebre y te damos gracias: hoy has vencido la oscuridad del pecado y de la muerte, permítenos con alegría escuchar hoy tu llamada a seguirte y testimoniarte. Amén.

Contemplatio

Junto al pesebre que se realiza en casa, en la parroquia, en la comunidad, contemplamos en silencio al Salvador del Mundo, mientras repetimos con alegría el Salmo 95: ¡Hoy nos ha nacido en verdad un salvador!

Actio

  1. Comunicar a todos nuestra alegría como discípulos misioneros del Señor que ya está con nosotros.
  2. Proponernos llevar la Buena Nueva de su presencia especialmente a aquellos que han perdido la esperanza al ser golpeados por el poder del mal, pero para quienes hoy ha nacido en verdad el Salvador, Cristo el Señor.

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s