Lectio Divina, 3 de diciembre de 2017

Lectio Divina, 3 de diciembre de 2017

Primer domingo de Adviento

Ciclo “B”

Página Sagrada:

Is 63, 16-17. 19; 64, 2-7 • Salmo 79 • 1Cor 1, 3-9 • Mc 13, 33-37

2017-11_LT-HowToAdvent

Velen pues no saben a qué hora va a regresar el dueño de la casa”

Invocación inicial

¡Oh Dios, nuestro Padre!, suscita en nosotros la voluntad de andar con las buenas obras al encuentro de Cristo que viene, para que Él nos llame junto a sí en la gloria a poseer el reino de los cielos. Amén.

Texto

33 «Tengan cuidado y estén prevenidos porque no saben cuándo llegará el momento. 34 Será como un hombre que se va de viaje, deja su casa al cuidado de sus servidores, asigna a cada uno su tarea, y recomienda al portero que permanezca en vela. 35 Estén prevenidos, entonces, porque no saben cuándo llegará el dueño de casa, si al atardecer, a medianoche, al canto del gallo o por la mañana. 36 No sea que llegue de improviso y los encuentre dormidos. 37 Y esto que les digo a ustedes, lo digo a todos: “¡Estén prevenidos!”».

Lectio

Este domingo iniciamos el tiempo de Adviento y con él, damos inicio también a un nuevo año litúrgico. Las lecturas de los cuatro domingos antes de navidad nos presentarán temas que tienen como finalidad ayudarnos a tener una buena preparación para nuestro encuentro con el Señor.

a. Hoy, el Evangelio nos presenta la parábola del hombre que se ausenta dejando al frente de sus cosas a sus servidores. Jesús nos propone esta parábola con el fin de invitarnos a estar preparados, a estar siempre en constante vela, porque no sabemos el día ni la hora en la que regresará el dueño de la casa. Para Jesús, esto no significa sólo el glorioso final de la historia; antes del último encuentro, está el encuentro personal con el Señor, en el que se decide nuestro propio destino de acuerdo con el amor que hayamos tenido.

b. Jesús nos invita a estar alerta. No sabemos cuándo sobrevendrá el fin; por eso debemos estar en actitud de los buenos servidores, dispuestos a salir al encuentro inmediatamente, apenas seamos llamados: somos como servidores que esperan a su patrón, sin saber cuándo llegará.

c. Por otro lado, es necesario aclarar que el sentido de esta parábola no es infundir miedo, todo el discurso de Jesús que se encuentra en este capítulo 13 del evangelio según San Marcos, tiene como finalidad alentar nuestra esperanza cristiana. Así como el dueño de la casa que sale de viaje y regresa, así Jesucristo viene a encontrarse con cada uno de nosotros, Él ha pensado en cada uno de los que le confesamos Hijo de Dios y por ello, alienta la esperanza de un encuentro personal, gozoso y glorioso con quien es nuestro Dios y Señor.

d. Pero, no podemos olvidar que el texto bíblico, si bien anuncia la esperanza, presenta también la forma de asegurarnos este encuentro personal con el Señor. La parábola habla de los siervos a quienes su amo encuentra despiertos, velando en espera de su llegada. Esto implica para los cristianos de hoy, el ponernos al servicio de los demás, cumpliendo con todo lo que significa ser cristianos. No es sólo una espera pasiva, sino más bien una espera que se realiza en la santificación de cada día, haciendo, como nos dice María en otra parte del Evangelio, “lo que Él nos dice”.

Meditatio

  • ¿Cómo he estado preparando mi encuentro personal con Dios? ¿Puedo decir que soy uno de los sirvientes a quienes el Señor encuentra despiertos?
  • Nuestro grupo o comunidad, ¿Alimenta nuestra esperanza del encuentro con el Señor? ¿Qué signos manifiesta de esta esperanza cristiana?

Oratio

Buen Padre Dios, al iniciar este nuevo año litúrgico, queremos ofrecerte nuestra experiencia cristiana al lado de nuestra comunidad parroquial. Permite oh Dios, que el tiempo de adviento que nos trae la alegre noticia de la venida de tu Hijo, nos fortalezca y nos llene de esperanza por el encuentro feliz con nuestro amo y Señor.

Amén

Contemplatio

Recitar el salmo 79, será una forma de contemplar al Dios que siempre está dispuesto a atender los clamores de su pueblo, salvándolo con su amor infinito. El Dios del cielo, viene a visitar a sus elegidos.

Actio

1. A nivel personal, me comprometo a revisar mi vida y proponerme ser con un sirviente fiel, siempre atento, en espera de mi Señor.

2. A nivel comunitario o grupal, nos comprometemos a vivir de manera atenta este tiempo de adviento y todo el año litúrgico que hoy iniciamos, siendo parte activa de la vida parroquial.

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s