Lectio Divina, 12 de Noviembre de 2017

Lectio Divina, 12 de Noviembre de 2017

Trigésimo segundo domingo Ordinario

Ciclo “A”

Página Sagrada:

Sab 6, 13-17 * Salmo 62 * 1Tes 4, 12-17 * Mt 25, 1-13

10 virgenes

Tu Palabra Señor es fuente de sabiduría y esperanza”

Invocación inicial

Ven Espíritu Santo para que aprenda

a vivir con libertad interior.

Ayúdame a desprenderme de mis planes

cuando la vida me los modifique.

Toca mi corazón para que confíe

en tu protección amorosa.

Serás mi poderoso protector

en medio de toda dificultad.

Derrama en mí tu vida, intensa y armoniosa,

para que no me resista al cansancio, al desgaste, a los cambios,

y para que no busque falsas seguridades.

Que tu Palabra llegue a toda mi vida

y se haga vida en mí y en mi comunidad.

Amén

Texto

1 Por eso, el Reino de los Cielos será semejante a diez jóvenes que fueron con sus lámparas al encuentro del esposo. 2 Cinco de ellas eran necias y cinco, prudentes.

3 Las necias tomaron sus lámparas, pero sin proveerse de aceite, 4 mientras que las prudentes tomaron sus lámparas y también llenaron de aceite sus frascos.

5 Como el esposo se hacía esperar, les entró sueño a todas y se quedaron dormidas. 6 Pero a medianoche se oyó un grito: “¡Ya viene el esposo, salgan a su encuentro!”.

7 Entonces las jóvenes se despertaron y prepararon sus lámparas. 8 Las necias dijeron a las prudentes: “¿Podrían darnos un poco de aceite, porque nuestras lámparas se apagan?”. 9 Pero estas les respondieron: “No va a alcanzar para todas. Es mejor que vayan a comprarlo al mercado”. 10 Mientras tanto, llegó el esposo: las que estaban preparadas entraron con él en la sala nupcial y se cerró la puerta.

11 Después llegaron las otras jóvenes y dijeron: “Señor, señor, ábrenos”, 12 pero él respondió: “Les aseguro que no las conozco”.

13 Estén prevenidos, porque no saben el día ni la hora.

Lectio

Al final del “tiempo” la vida cristiana se ve necesitada constantemente de saber y esperar hoy, mediante la “parábola de las diez jóvenes en espera del Esposo” Cristo revela cómo actuar en un mundo donde el pecado propone constantemente “caminos de falsa felicidad, de adormecimiento espiritual”. El discípulo y testigo de Cristo ha de ser suficientemente sabio como para no desesperar ante una venida del Señor que no puede encontrarlo con los brazos cruzados:

  1. Jesús cuenta la parábola ante un auditorio que precisamente no sabe ver ni abrir su corazón ante el “paso de Dios” en este profeta Nazareno: Sus enemigos buscan matarlo y con ello “se equivocan”, pues pierden la última oportunidad de hallar la vida verdadera.
  2. La figura de la boda que se celebra “de noche” refleja las costumbres de aquel tiempo, pero también sirve de símbolo en cuanto la noche es en la Biblia momento de encuentro, venida, revelación: tiempo de esperanza, de vigilia, de preparación a veces difícil (VER v.1ss).
  3. El grupo de las jóvenes (aparentemente uno sólo) en el fondo está dividido, clasificado según “actitudes interiores” ante lo que se espera (VER v.2):
    • Las jóvenes imprudentes son las que “no saben esperar”: el aceite de su lámpara se acaba, pero en el fondo ellas mismas ya se han adormecido (VER v. 5). Las otras, no tenían más aceite que las primeras, pero han sabido renovarlo y prever a tiempo. El aceite viene a simbolizar por ello “la actitud de fe que se traduce en obras concretas” que el mismo Señor ha temido un día no “encontrar cuando vuelva a la tierra” (Lc 18, 8) (VER vv. 3 y 5).
    • Las jóvenes prudentes son aquellas que poseen la sabiduría y la actitud de esperanza que ya proclamó la 1ª lectura: ellas se mantienen en tensión pues el novio tarda, y el ambiente del alrededor “invita al sueño”, al acomodamiento a dejar de lado “la actitud de lucha y esperanza” por Aquel que viene: sin embargo, mantienen encendida una “esperanza activa” mediante las obras que manifiestan su fe profunda (VER v 4).

Meditatio

  • ¿Como cristianos nos hemos mantenido vigilantes y con esperanza viviendo en sabiduría?
  • ¿Es posible que los jóvenes contagien a otros en la búsqueda de la sabiduría?
  • ¿Hacemos vigilia esperando al Señor como Él quiere, conservando el aceite de la caridad (obras de amor y justicia, promoción de los valores del Reino)?

Oratio

Concédenos Señor sabiduría para: Saber apartarnos del mal que nos desvía de ti, saber elegir en todo momento tú voluntad, saber presentarte como lámpara encendida

Contemplatio

En un momento de silencio, cerrando los ojos entremos en la escena de la pagina evangélica, seamos un personaje más de la escena, incluso poder identificarnos con uno de los grupos de las jóvenes que esperaban al novio de la boda u otro personaje. Después recitemos el salmo 62.

Actio

1. Buscar con inquietud de joven la sabiduría de Dios y vivir en ella.

2. Examinar detenidamente el “aceite de nuestras lámparas” al final de un año de vida grupal, familiar, comunitaria (el amor, las obras concretas de preparación del Reino de Dios).

3. Motivar a nuestros padres y hermanos a que vivan en la sabiduría de Dios, no con palabras, sino con nuestro ejemplo de vida.

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s