Lectio Divina, 15 de Agosto de 2017

Lectio Divina, 15 de Agosto de 2017

Ciclo “A”

Solemnidad de la Asunción de María

Página Sagrada:

 Ap 11,19a;12,1.3-6a.10ab • Sal 44 • 1Co 15,20-27a • Lc 1,39-56

the-assumption-of-the-virgin-mary-icon-477

“¡Dichosa tú, que has creído!”

Invocación inicial

Dios todopoderoso y eterno, que elevaste a la gloria celestial en cuerpo y alma a la inmaculada Virgen María, Madre de tu Hijo, concédenos tender siempre hacia los bienes eternos, para que merezcamos participar de su misma gloria.

Por nuestro Señor Jesucristo…

Amén.

Texto

39 En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. 40 Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. 41 Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, 42 exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! 43 ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? 44 Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. 45 Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor».

46 María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, 47 y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi salvador, 48 porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, 49 porque el Todopoderoso he hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo!50 Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. 51 Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. 52 Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. 53 Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. 54 Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, 55 como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre».

56 María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.

LECTIO

Estamos frente a una página que nos recuerda la maravillosa acción de Dios a favor de los pobres, quienes en la persona de María, llegan a descubrir cómo el Señor hace cosas grandes por bien de sus hijos. La solemnidad de la Asunción de María, nos recuerda, a través de estos pasajes bíblicos que todo el que cree en Cristo y trabaja por alcanzar la vida eterna, resucitará a una vida nueva, junto a quien nos hace partícipes de la vida inmortal. El libro del Apocalipsis nos presenta el signo de la mujer que aparece en el cielo, mujer que relacionamos con María en quien el poder del pecado no logra tener efecto, pues ella ha sido favorecida por Dios. Él se ha fijado en ella y por eso se constituye en la primera discípula de Cristo.

  1. La señal de la mujer en el cielo, que apunta a la llegada de la era mesiánica, puede ser interpretada como la Iglesia donde vive el mismo Jesús. El parto, no se ha interpretado como el nacimiento histórico de Jesús, sino más bien como su entronización y glorificación como el primogénito de los muertos. Esta afirmación enlaza directamente con la segunda lectura, en la que se nos presenta a Cristo como el vencedor de la muerte, como el nuevo Adán que da vida y destruye el pecado y la muerte.
  2. Dios se fija en los pobres y sencillos: El texto narra la historia de dos mujeres y dos niños aún no nacidos, personajes ya de por sí devaluados en una sociedad machista patriarcal. Aparece también como elemento fundamental la acción del Espíritu Santo quien llena de gozo a Isabel para bendecir a su parienta María y al fruto de su vientre.
  3. El canto de María: Lucas nos presenta en labios de María este hermoso cántico que la tradición consagró con el “Magníficat”; en el que se anuncia las grandes obras que Dios hace por los pobres, sus predilectos. Este cántico representa lo que todo creyente de corazón sencillo, no solamente debe proclamar con sus labios, sino realizar también a través de su esfuerzo y su lucha de cada día.

MEDITATIO

  • ¿Hemos sabido reconocer la grandeza de Dios que actúa en nuestra vida y nos ofrece una vida nueva y plena en la persona de su Hijo Jesús?
  • ¿Reconocemos la dignidad de todas las personas como Hijos de Dios, o nos dejamos llevar por las falsas ideas de ser superiores a los demás?
  • ¿Con qué frecuencia le agradecemos Dios por todos los favores que realiza en nosotros, en nuestras familias o en nuestra comunidad?

ORATIO

Buen Padre Dios, que hiciste subir al cielo a la Virgen María para hacerla gozar de tu gloria, concédenos vivir en este mundo sin perder de vista los bienes del cielo, viviendo con la esperanza de disfrutar eternamente de tu presencia amorosa.

Amén.

CONTEMPLATIO

El salmo 44 ofrece una visión del premio que reciben quienes son fieles al Señor. Contemplarlo implica dejarnos ver en la presencia del Dios que nos ama.

ACTIO

  1. Descubrir en el amor de Dios la oportunidad que tenemos para heredar la vida eterna.
  2. Proclamar con nuestras palabras y obras la acción de Dios en nuestras vidas.

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s