Lectio Divina, 4 de Junio de 2017

Lectio Divina, 4 de Junio de 2017

Solemnidad de Pentecostés

Ciclo “A”

Página Sagrada:

Hch 2, 1-11 * Salmo 103 * 1Cor 12, 3b-7.12-13 * Jn 20, 19-23

pentecost-icon-bs-e

Reciban el Espíritu Santo”

Invocación inicial

Que tu Espíritu, Señor, nos penetre con su fuerza, para que nuestro pensar te sea grato y nuestro obrar concuerde con tu voluntad. Por nuestro Señor.

Texto

19 Al atardecer de ese mismo día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por temor a los judíos, llegó Jesús y poniéndose en medio de ellos, les dijo: «¡La paz esté con ustedes!». 20 Mientras decía esto, les mostró sus manos y su costado. Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor.

21 Jesús les dijo de nuevo: «¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes». 22 Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió «Reciban al Espíritu Santo. 23 Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y serán retenidos a los que ustedes se los retengan».

Lectio

Hoy, el protagonista indiscutible de la página sagrada es el Espíritu Santo, la Segunda Persona Divina, aquel que es donado por el Padre y transmitido por el Hijo. A través de todos los momentos de la Lectio Divina se va perfilando el rostro de este Dios desconocido y lamentablemente objeto de errores en su identificación y culto: aún así, queda claro que su acción se extiende a todas las dimensiones de la vida de la Iglesia. Por ello vemos que en su aparición pascual, Cristo Resucitado, como en un Pentecostés anticipado hace don del Espíritu a aquellos que han de continuar su misión en el mundo. El relato es muy rico en sugerencias sobre el sentido de este don tan especial:

a. La aparición del Resucitado que dona el Espíritu tiene lugar al “atardecer de aquel día, primero de la semana”: en el marco de una renovación de todas las cosas, de una nueva creación, el Espíritu es donado al grupo de hombres que ahora simbolizan la nueva humanidad de los que creen (VER v. 19).

b. El Espíritu es el primer don, el fruto de la resurrección: en torno a esto se entenderá que todo aquello que tiene el Espíritu pertenece a la vida de los que participan de la resurrección de Cristo (Rm12) (VER v. 22).

c. Una manifestación del orden y vida nueva de los que reciben el Espíritu es la misma paz: de hecho, una obra del Espíritu en la Iglesia será el hacer posible el perdón de los pecados (VER v. 19b-20).

d. Así, la visita del Resucitado era para establecer la misión de la Iglesia bajo la acción del Espíritu: los discípulos, llenos del Espíritu deberán difundir por el mundo la paz, que viene, por el perdón que Cristo ha logrado en su misterio pascual (VER v. 23).

Meditatio

  • ¿Nuestra comprensión de la voluntad de Dios, pasa bajo la acción del Espíritu? ¿O prescindimos de Él para “acomodar la voluntad de Dios a nuestra comodidad y conveniencia”?
  • ¿Hasta dónde dejamos que actúe en nosotros el Espíritu Santo? ¿Transformando a profundidad nuestra vida y relaciones con Dios y los hermanos, o situándolo al mero nivel de manifestaciones espectaculares en nuestro provecho y emoción?

Oratio

De ti hemos renacido hoy: ¡oh Espíritu! fuente de vida y verdad, hijos de la carne y de la sangre somos hechos por tu gracia en verdad, hijos de Dios.

Ilumina ahora nuestros corazones: para que entremos en la nueva alianza con un deseo ardiente de amar, esperar y creer lo que Cristo nos manda.

Amén.

Contemplatio

La “alabanza al Creador” contenida en el Salmo 103 invita hoy a la contemplación de la nueva creación en el Espíritu, que la Iglesia celebra como su “cumpleaños” en Pentecostés. Sólo desde una verdadera dedicación a la revisión de la vida en el Espíritu tendría provecho proclamar y contemplar hoy este Salmo.

Actio

1. Profundizar nuestra comprensión del papel del Espíritu Santo en la vida cristiana.

2. Profundizar nuestra identidad de nacidos del Espíritu en el bautismo y sus implicaciones para cada día de nuestra vida.

3. .Extender especialmente en nuestros ambientes de violencia, el fruto espiritual del perdón y de la paz.

Anuncios

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s