Lectio Divina, 30 de Abril de 2017

Lectio Divina, 30 de Abril de 2017

Tercer Domingo de Pascua

Ciclo “A”

Página Sagrada:

Hch 2, 14.22-33 * Salmo 15 * 1Pe 1, 17-21 * Lc 24, 13-35

Road-to-Emmaus-icon_credit-Nicholas-Papas-620x350

Se les acercó en el camino, lo reconocieron en la fracción del pan”

Texto

13 Ese mismo día, dos de los discípulos iban a un pequeño pueblo llamado Emaús, situado a unos diez kilómetros de Jerusalén. 14 En el camino hablaban sobre lo que había ocurrido. 15Mientras conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió caminando con ellos. 16Pero algo impedía que sus ojo lo reconocieran. 17 El les dijo: «¿Qué comentaban por el camino?». Ellos se detuvieron, con el semblante triste, 18 y uno de ellos, llamado Cleofás, le respondió: «¡Tú eres el único forastero en Jerusalén que ignora lo que pasó en estos días!».

19 “¿Qué cosa?”, les preguntó. Ellos respondieron: «Lo referente a Jesús, el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y en palabras delante de Dios y de todo el pueblo, 20 y cómo nuestros sumos sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para ser condenado a muerte y lo crucificaron. 21Nosotros esperábamos que fuera él quien librara a Israel. Pero a todo esto ya van tres días que sucedieron estas cosas. 22Es verdad que algunas mujeres que están con nosotros nos han desconcertado: ellas fueron de madrugada al sepulcro 23 y al no hallar el cuerpo de Jesús, volvieron diciendo que se les había aparecido unos ángeles, asegurándoles que él está vivo. 24 Algunos de los nuestros fueron al sepulcro y encontraron todo como las mujeres habían dicho. Pero a él no lo vieron».

25 Jesús les dijo: «¡Hombres duros de entendimiento, cómo les cuesta creer todo lo que anunciaron los profetas! 26 ¿No será necesario que el Mesías soportara esos sufrimientos para entrar en su gloria?» 27Y comenzando por Moisés y continuando en todas las Escrituras lo que se refería a él.

28 Cuando llegaron cerca del pueblo adonde iban, Jesús hizo ademán de seguir adelante. 29Pero ellos le insistieron: «Quédate con nosotros, porque ya es tarde y el día se acaba». El entró y se quedó con ellos. 30 Y estando a la mesa, tomó el pan y pronunció la bendición; luego lo partió y se lo dio. 31Entonces los ojos de los discípulos se abrieron y lo reconocieron, pero él había desaparecido de su vista. 32Y se decían: «¿No ardía acaso nuestro corazón, mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?».

33En ese mismo momento, se pusieron en camino y regresaron a Jerusalén. Allí encontraron reunidos a los Once y a los demás que estaban con ellos, 34 y estos les dijeron: «Es verdad, ¡el Señor ha resucitado y se apareció a Simón!».

35Ellos, por su parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

Lectura

Un tema particularmente significativo se propone este domingo a la reflexión de los discípulos y testigos, que forman la Iglesia del Señor: la historia es el camino hecho de encuentros con el Señor resucitado. En la escena del camino de Emaús vemos cómo el Señor, haciéndose caminante, ilumina la vida de sus discípulos, los conforta, los “hace comprender” que no están solos, y finalmente, los envía de nuevo a anunciar esa buena noticia.

a. “Sus ojos no eran capaces de reconocerlo”: contrariamente a lo que pudiera creerse, el relato de Emaús no enfoca el abandono del discipulado por parte de los dos que regresaban a su aldea. Más bien ellos “siguen siendo discípulos para el mismo Señor” quien se aproxima, para hacer madurar su fe, desarrollando aquella “incapacidad de verlo”, cuando la lectura de la realidad y de la historia aún se hacen desde la expectativa y cálculo humano.

b. “Les explicó lo que se refería a él en la Escritura”: pues ella, junto al testimonio de los santos, es el único primer elemento con que la Iglesia seguirá contando, para fundamentar su fe y hacer crecer su esperanza: ni los milagros, ni las apariciones, ni los momentos de profunda “emoción” mantendrán la fe, solo la Palabra inicia la “apertura de los ojos” y cura el desánimo.

c. “Le reconocieron al partir el Pan”: la Eucaristía es un signo y una presencia real que, fortalece la fe de los caminantes en el discipulado y es capaz de iluminar todo el mensaje de las Sagradas Escrituras. “Volvieron a anunciar a sus hermanos”: como conclusión lógica, y al mismo tiempo sobrenatural y misionera, por lo que ha sido un contacto vivo con Jesucristo: convertir ese contacto en anuncio para otros, para que también ellos experimenten la presencia del Resucitado en el camino de sus propias existencias.

Meditación

  • ¿Celebramos la Eucaristía como un momento de verdadero “encuentro con el Viviente, Cristo Resucitado”? ¿O nuestra falta de preparación y de participación empobrecen lo que realmente ocurre en la fracción del pan?
  • El anuncio de que otros le “han visto” (como las mujeres en el sepulcro vacío), es decir “las experiencias sencillas de Dios en sus vidas” ¿no es recibido muchas veces con duda y hasta burla por nuestra mentalidad egoísta y desconfiada?

Oración

Nuestros ojos se abren de pronto, Señor, y he aquí que siempre has estado presente… el desánimo y la tristeza ante el mal nos habían impedido hasta ahora el poder verte y creer en ti…

Amén.

Contemplación

La importancia del Salmo 15 es innegable para la contemplación en esta Lectio Divina. Su proclamación deberá acompañarse no sólo del deseo de alabar al Justo que vuelve a la vida, rescatado por Dios, sino del deseo de que el camino de la vida sea el nuestro.

Acción

  1. Abrir nuestra vida y nuestro corazón a la Palabra que lo anuncia vivo, y a la Eucaristía que lo acerca a nuestra historia.
  2. Ser también nosotros “su presencia en los caminos de la vida” para todos aquellos que le buscan y necesitan como vida, luz y libertad verdaderas

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s