Pautas para la Lectio Divina en Semana Santa.

Lectio Divina en Semana Santa, con el Evangelio de Lucas

 

Foto de Jose Racancoj

 

El Año Litúrgico tiene su centro en la celebración del Misterio Pascual del Señor, del cual los Evangelios proporcionan una detallada narración. En el ciclo C correspondiente al Evangelio según San Lucas, esa narración de la Pasión se concentra como es sabido en los Evangelios del Domingo de Ramos (Lucas 22, 14‐23,56) y de la Vigilia Pascual (Lucas 24, 1‐12). Para acercarse con mayor fruto por medio de la lectio divina a estos textos maravillosos del Tercer Evangelio, hay que tener en cuenta el punto de vista del evangelista:

a. Ante todo el relato lucano de la Pasión relaciona este momento de la vida de Cristo con toda su existencia, especialmente con su Infancia, y el plan del Padre para salvar al mundo: Ahora más que nunca Cristo “estará en las cosas de su Padre” (Lucas 2, 2ss) cuando afronte el cumplimiento de su voluntad que lo lleva a la entrega en la cruz (VER Lucas 22, 42): “Padre, si quieres aparta de mí esta copa, pero no se haga mi voluntad sino la tuya”. Finalmente, en la cruz pondrá de nuevo su vida en las manos del Padre, para que esa sea de hoy en adelante la actitud de sus discípulos: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” (VER Lucas 23, 42).

b. Aún cuando el rostro de Cristo en el Evangelio según San Lucas resplandece por su bondad, sensibilidad, misericordia hacia todos, en el momento de afrontar su Pasión (Lucas 9, 55) Él es modelo de decisión en cuanto a obedecer el plan de Dios. Incluso antes de iniciar el camino hacia Jerusalén Cristo ha definido el camino de sus discípulos de todos los siglos: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz de cada día y sígame” (Lucas 9, 23)

c. En el fondo, la seriedad de la Pasión se define porque es la hora de la tinieblas (VER Lucas 22, 53), es decir, el regreso el Adversario que desde la escena de las tentaciones en el desierto esperaba este “tiempo propicio” (VER Lucas 4, 13) para atacarle, causando sobre todo el doloroso drama de la traición de sus seguidores (VER Lucas 22, 21).

d. Con todo, en su relato de la Pasión, San Lucas deja sentir la compasión de Cristo hacia todos: Él ha practicado la misericordia con la viuda de Naím que había perdido a su único hijo (VER Lucas 7, 11ss). Si bien Él también es el hijo único de una viuda, María, cargando con su cruz, no pedirá a la gente que se ocupe de su sufrimiento, sino les dirá que piensen en sus hijos y en el sufrimiento que viene sobre Jerusalén (VER Lucas 23, 26‐32).

e. En su Pasión, Cristo es el Señor misericordioso que está dispuesto a perdonar la infidelidad de sus discípulos, como en el caso de las negaciones de Pedro: Ya en la Cena, Jesús le previene de su caída (VER Lucas 22, 31‐34), pero le asegura sus oraciones porque “vuelva de su infidelidad”, e incluso, cuando las negaciones han ocurrido, con su mirada le otorga el perdón que, en el fondo, será el motor del arrepentimiento y futura fidelidad de Pedro (VER Lucas 22, 61‐62).

f. En el camino hacia el lugar de la crucifixión, como se ha dicho, Cristo aún se ocupa de los demás y no de sí mismo: invita a las mujeres de Jerusalén a orar por sus hijos (VER Lucas 23. 29s) y por una extraña circunstancia permitirá que al menos por un momento, un extranjero, Simón de Cirene, sea aquel discípulo que lleva la cruz, como su maestro (VER Lucas 23, 26).

g. El punto culminante de esta “narración de la Pasión misericordiosa de Cristo” tiene lugar en el Calvario: allá el Señor hará vivir el “hoy” de su salvación a uno de los dos ladrones ejecutados junto a Él (VER Lucas 23, 42), pero sobre todo, su misericordia se desbordará cuando “interceda” ante el Padre por aquellos que lo lastiman hasta morir: “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen” (VER Lucas 23, 34).

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s