Lectio Divina, 10 de Febrero de 2016, Miércoles de Ceniza

Lectio Divina con la Liturgia en el ciclo “C”

 

Miércoles de Ceniza

ceniza

Tema: Vuelvan a mí de todo corazón

 

Página Sagrada:

Joel 2,12-18 * Salmo 50, 3-6ª. 12-14 y17 * 2Cor 5,20-6,2 * Mt 6, 1-6.16-18

ORACIÓN INICIAL

Señor Jesús, envía tu Espíritu, para que Él nos ayude a leer la Biblia en el mismo modo con el cual Tú la has leído a los discípulos en el camino de Emaús. Con la luz de la Palabra, escrita en la Biblia, Tú les ayudaste a descubrir la presencia de Dios en los acontecimientos dolorosos de tu condena y muerte. Así, la cruz, que parecía ser el final de toda esperanza, apareció para ellos como fuente de vida y resurrección. Crea en nosotros el silencio para escuchar tu voz en la Creación y en la Escritura, en los acontecimientos y en las personas, sobre todo en los pobres y en los que sufren. Tu palabra nos oriente a fin de que también nosotros, como los discípulos de Emaús, podamos experimentar la fuerza de tu resurrección y testimoniar a los otros que Tú estás vivo en medio de nosotros como fuente de fraternidad, de justicia y de paz. Te lo pedimos a Ti, Jesús, Hijo de María, que nos has revelado al Padre y enviado tu Espíritu.

Amén.

TEXTO

1 Cuídense de hacer obras buenas en público solamente para que los vean; de lo contrario no serán recompensados por su Padre del cielo.

2 Cuando des limosna no hagas tocar la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que los alabe la gente. Les aseguro que ya han recibido su paga.
3 Cuando tú hagas limosna, no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; 4 de ese modo tu limosna quedará escondida, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará.
5 Cuando ustedes oren no hagan como los hipócritas, que gustan rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas para exhibirse a la gente. Les aseguro que ya han recibido su paga.

 6 Cuando tú vayas a orar, entra en tu habitación, cierra la puerta y reza a tu Padre a escondidas. Y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará.

16 Cuando ustedes ayunen no pongan cara triste como los hipócritas, que desfiguran la cara para hacer ver a la gente que ayunan. Les aseguro que ya han recibido su paga.
17 Cuando tú ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, 18 de modo que tu ayuno no lo vean los demás, sino tu Padre, que está escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará.

LECTURA

Hoy se abre un período privilegiado de Cuarenta días, la Cuaresma, y para los discípulos y misioneros las lecturas de hoy nos señalan el camino de nuestra conversión pascual de la siguiente manera:

a. El profeta Joel invita al pueblo de su tiempo –y a nosotros- a la conversión y a la penitencia. Se queja de que Israel se está olvidando de su Dios y descuida su alianza. Les urge una conversión verdadera, no
sólo exterior sino también interior, la conversión que significa cambio del corazón, cambio de mentalidad. El motivo que da el profeta a su pueblo es que Dios es misericordioso, y acogerá con amor a
todos lo que vuelven a él.

b. También San Pablo les avisa a los cristianos de Corinto que “ahora, es el tiempo favorable; ahora es el día de la salvación” y los urge a dejarse reconciliar con Dios. Reconciliarse significa reanudar las
relaciones que se han roto, corregir la dirección de nuestra vida cuando se ha desviado.

c. En el evangelio, Jesús, en un pasaje del sermón de la montaña, nos dice concretamente en qué direcciones debemos realizar ese cambio de rumbo en nuestra vida y aclara que la limosna, el ayuno y la oración no la hacemos para ser vistos y merecer el aplauso de los demás, sino para ponernos claramente en el camino de Dios.

MEDITACIÓN

  • En este tiempo que estamos iniciando, los discípulos y misioneros estamos invitados a escuchar atentamente la Palabra de Dios para que sea un medio que nos ayude a “rehacer el camino de vuelta hacia Dios” y abandonar todas las elecciones equivocadas que nos han hecho experimentar el pecado.
  • ¿Qué preparación propia de la Cuaresma vamos a realizar: la reflexión sobre nuestra manera de vivir y relacionarnos con los demás, el acercamiento al Señor a través del sacramento de la Reconciliación?
  • ¿Qué vamos a hacer para que este tiempo de cuaresma sea un tiempo de interioridad, en lugar de una vida superficial y materialista?

ORACIÓN

Señor, concédenos prepararnos a tu encuentro con un corazón limpio y una fe siempre dispuesta a hacer el bien a nuestros hermanos.

CONTEMPLACIÓN

Recitando de nuevo el salmo 50 “Miserere” también nosotros estamos invitados a decir sinceramente: olvida mis ofensas… Crea en mí, Señor, un corazón puro…

ACCIÓN

1. Examinar nuestra vida y nuestras relaciones para con Dios, los hermanos y nosotros mismos.

2. Programar nuestra mayor cercanía al Señor en esta Cuaresma que comienza mediante la escucha de su palabra y la reconciliación sacramental.

———————————————
Discípulos Misioneros – Lectio Divina
http://www.iglesiacatolica.org.gt
———————————————

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s