Lectio Divina, 24 de Enero de 2016

Lectio Divina, 24 de Enero de 2016

Tercer Domingo Ordinario, Ciclo “C”

Página Sagrada:

Neh 8, 2‐4.5‐6.8‐10/Salmo 18/1Co 12, 12‐31/Lc 1, 1.4; 4, 14‐21

tercer-domingo-del-t-o

Esta Escritura se ha cumplido hoy

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Shadai, Dios de la montaña,

que haces de nuestra frágil vida

la roca de tu morada,

conduce nuestra mente

a golpear la roca del desierto,

para que brote el agua para nuestra sed.

La pobreza de nuestro sentir

nos cubra como un manto en la obscuridad de la noche

y abra el corazón para acoger el eco del Silencio

para que el alba envolviéndonos en la nueva luz matutina

nos lleve con las cenizas consumadas por el fuego de los pastores del Absoluto

que han vigilado por nosotros junto al Divino Maestro,

el sabor de la santa memoria.

TEXTO

1 Puesto que muchos han intentado narrar ordenadamente las cosas que se han verificado entre nosotros, 2 tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y servidores de la Palabra, 3 he decidido yo también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes, escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, 4 para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido.

14 Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu y su fama se extendió por toda la región. 15 Iba enseñando en sus sinagogas, alabado por todos. 16 Vino a Nazaret, donde se había criado, entró, según su costumbre, en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura. 17 Le entregaron el volumen del profeta Isaías, desenrolló el volumen y halló el pasaje donde estaba escrito: 18 El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos 19 y proclamar un año de gracia del Señor. 20 Enrolló el volumen, lo devolvió al ministro y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él. 21 Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura que acabáis de oír se ha cumplido hoy.»

LECTIO

La página del Evangelio contiene dos secciones, cada una de las cuales proporciona una parte de la “enseñanza sobre la Palabra” que se ofrece a la comunidad:

Las palabras iniciales del Evangelio: Dirigidas a “Teófilo”, muestran cómo la Palabra ha sido un acontecimiento, un hecho histórico en la persona de Jesús de Nazaret. El evangelista ha “indagado” ese hecho, y el creyente puede depositar su fe no en un libro, o en un mensaje revelado por sueños o visiones extrañas, sino algo que ha sucedido y puede seguir sucediendo: el paso del Dios salvador‐liberador en medio de la miseria humana.

El relato de la visita a Nazaret: Jesús se presenta aquí y ahora en un lugar preciso, y con su obra, va dando “cumplimiento a la Palabra” de los profetas. Ella se hace entonces, ya no‐promesa sino cumplimiento, interesa detenerse en esta escena, y notare en ella elementos clave:

a. Jesús es el profeta del Espíritu, quien lo ha llevado al desierto para ser tentado por el diablo, y que lo impulsa en toda su obra (VER Lc 4, 1ss). De hecho, la Palabra depende del Espíritu que la ha inspirado, que la conduce como a Jesús (VER v. 19)

b. Como en la escena de la 1a. lectura, la asamblea está atenta a la Palabra, sabiendo que de ella emanará la vida en abundancia. Nadie en la comunidad puede permanecer ajeno o indiferente a este mensaje dirigido a todos (VER v. 20) El mensaje es, como se ha dicho, cumplimiento del único y eterno plan de Dios, el proyecto de salvar la vida, allí donde ella está muriendo, donde está atrofiada y agoniza: es el proyecto divino para rescatar de la opresión y llevar del dolor y del llanto al gozo de la salvación. El mensaje de Isaías a los que vuelven del destierro, que Jesús hará realidad con todos los que encuentre y lleve a la salvación.

En Jesús, y sólo en Él, la Palabra se cumple hoy. Es decir, no se trata de una palabra sobre cosas secretas, sobre cosas terribles, ni es una palabra de juicio y condenación: su autenticidad, su actualidad se conocen cuando, como Jesús hace, se actúan la misericordia y la liberación del hombre (VER v. 21).

MEDITACIÓN

En la celebración litúrgica dominical, la comunidad se hace cumplimiento de los escuchas de Esdras y de Jesús en la Sinagoga de Nazaret. Por ello se ve invitada a la reflexión:

a. ¿Cuál es nuestra disposición personal ante su Palabra desde el inicio del año? ¿Una acogida sincera y alegre, o una vez más de indiferencia?

b. ¿Cuál es nuestra disposición comunitaria para servir a la Palabra, para que ella llegue a los más alejados de nuestra comunidad, a quienes ella parece no tener ningún significado?

c. ¿Tenemos fe en que también hoy se cumple esta Palabra del Señor? ¿O el pesimismo y la superficialidad de alrededor han acabado con nuestra esperanza?

ORACIÓN

Salmo 2, 6-9

“Yo he constituido mi rey sobre Sion mi monte santo”

Voy a promulgar un decreto del Señor.

Él me ha dicho: “Tú eres mi hijo,

Yo te he engendrado hoy.

Pídeme, y haré de las gentes tu heredad

Te daré en posesión los confines de la tierra.

Los regirás con cetro de hierro,

y los romperás como vasija de alfarero

CONTEMPLACIÓN

Hoy: palabra clave en mi vida de cada día. En este hoy se cumple la Escritura. En este hoy Cristo entra en la sinagoga de mis convicciones para proclamar un nuevo mensaje a la pobreza de mi pensamiento, a los sentimientos prisioneros de aquel deseo quebrado en las ruinas de un cotidiano gris arrastrado hora por hora, a mi mirada ofuscada por mi horizonte miope. Un año de gracia, de regreso, de bendición. Señor, que mi hoy sea el tuyo, para que ninguna palabra tuya pueda caer en vano en mi vida, sino que todas puedan realizarse como granos de trigo en el surco helado del pasado, capaces de germinar con los primeros vientos de la primavera.

ACCIÓN

Si aún no lo he hecho, haré propósitos concretos de crecimiento espiritual para el año 2016. (Asegurarme de hacer oración diaria, obras de misericordia, luchar por desarrollar una virtud).

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Lectio Divina, 24 de Enero de 2016

  1. Pingback: Comentario Bíblico, 27 de Enero de 2019 | Biblia y Oración – ABP Guatemala CEG

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s