Lectio Divina, 1o. de Enero de 2016, Santa María Madre de Dios

Santa María Madre de Dios

1o. de enero de 2016.

Solemnidad de María, Madre de Dios

Santa María Madre de Dios - Icono 4

Página Sagrada:

Nm 6, 22‐27/Sal 66/Ga4, 4‐7/Lc 2, 16‐21

Al cumplirse los ocho días circuncidaron al niño y le pusieron por nombre Jesús

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Señor Jesús, envía tu Espíritu, para que Él nos ayude a leer la Biblia en el mismo modo con el cual Tú la has leído a los discípulos en el camino de Emaús. Con la luz de la Palabra, escrita en la Biblia, Tú les ayudaste a descubrir la presencia de Dios en los acontecimientos dolorosos de tu condena y muerte. Así, la cruz, que parecía ser el final de toda esperanza, apareció para ellos como fuente de vida y resurrección.
Crea en nosotros el silencio para escuchar tu voz en la Creación y en la Escritura, en los acontecimientos y en las personas, sobre todo en los pobres y en los que sufren. Tu palabra nos oriente a fin de que también nosotros, como los discípulos de Emaús, podamos experimentar la fuerza de tu resurrección y testimoniar a los otros que Tú estás vivo en medio de nosotros como fuente de fraternidad, de justicia y de paz. Te lo pedimos a Ti, Jesús, Hijo de María, que nos has revelado al Padre y enviado tu Espíritu. Amén.

TEXTO

 16 Fueron rápidamente y encontraron a María, a José y al niño acostado en el pesebre.17 Al verlo, les contaron lo que les habían dicho del niño. 18 Y todos los que lo oyeron se asombraban de lo que contaban los pastores. 19 Pero María conservaba y meditaba todo en su corazón.
20 Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto; tal como se lo habían anunciado.
21 Al octavo día, al tiempo de circuncidarlo, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de que fuera concebido.

LECTURA

Para la comunidad de los discípulos y testigos del Señor, ya se ha dado el inicio del año cristiano, cuando sucede la celebración del año civil. Sin embargo esta sencilla circunstancia, sobre todo por la importancia del conteo humano del tiempo, hace converger esa mirada humana sobre la historia, con la fe en la presencia del Señor en esa misma historia. Por ello se inicia invocando a Dios como “Señor”: como creador providente, como Padre de todos (primera lectura de Nm). Y qué mejor inauguración de un ciclo temporal más en el camino humano de la Iglesia que la conjunción con la “mayor fiesta mariana”: la celebración de la Maternidad de Santa María. Ella, sierva de la Palabra y lugar maravilloso de la Encarnación del Dios eterno en el tiempo (segunda lectura de Ga), se ofrece como modelo para una actitud que los seguidores de su Hijo han de vivir durante todo el año: a disposición a “conservar en el corazón” las maravillas que Dios revelará cada día del nuevo año (Evangelio).

En estos días la imagen viva que ofrece el Evangelio de Lucas es aquella de la madre con su hijo, ofreciéndolo a los discípulos y testigos para que lo reciban y siguiéndolo durante toda su existencia puedan llevar su salvación a todas las gentes. De la escena del texto evangélico de hoy se pueden tener en cuenta:

  1. María es ejemplo del “contemplar el paso de Dios en la historia humana”: María “conservaba” en su memoria personal la obra de Dios que veía (desde la anunciación hasta la adoración de los pastores, por ejemplo). Pero también “las meditaba”: dicho verbo alude claramente a una actitud discipular, como sucederá en el camino de Emaús, los creyentes sentirán arder su corazón al explicarles Jesús las Escrituras (cf Lc 24, 13‐35) (VER v.19)
  2. Llevaron al niño para ser circuncidado: con ello queda simbolizada la solidaridad profunda del Dios hecho carne hacia la Humanidad que redime: mediante un someterse Él también al principio legal (VER v. 21)
  3. Le pusieron por nombre Jesús: es decir “Ye‐shuhá” o Josué, cuyo significado es precisamente “Dios salva” haciendo pasar de la esclavitud a la libertad, de oscuridad a la luz, de la vida a la muerte.

MEDITACIÓN

Invitados desde el inicio del año civil a vivir como discípulos y testigos de Aquel que hace posible “hoy” nuestra salvación, tomamos el ejemplo de María y meditamos:

  1. ¿Cuál es nuestra disposición a desde el inicio de año a seguir los pasos de Cristo, recientemente celebrado en su nacimiento, y que es Camino, Verdad y Vida (cf Jn 14, 5)?
  2. Especialmente meditamos ¿cuál es nuestra actitud de contemplación de su acción en nuestra vida, en lo que hemos vivido y viviremos durante el tiempo que ahora comienza?
  3. Bíblicamente el corazón significa el lugar donde comprendemos, amamos y tomamos decisiones. Durante este año ¿tomaremos en cuenta la voluntad de Dios para alcanzar la paz verdadera?

ORACIÓN

Acuérdate,
¡oh piadosísima, Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a tu protección, implorando tu auxilio haya sido abandonado de Ti.

Animado con esta confianza, a Ti también yo acudo, y me atrevo a implorarte a pesar del peso de mis pecados.

íOh Madre del Verbo!, no desatiendas mis súplicas, antes bien acógelas Benignamente.
Amén.

CONTEMPLACIÓN

Meditamos usando el salmo 66

ACCIÓN

Si aún no lo he hecho, establezco algunos propósitos espirituales para el año que inicia.

 

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s