Lectio Divina, 20 de diciembre de 2015

Lectio Divina, Cuarto domingo de Adviento

Ciclo “C”

Página Sagrada:

Mi 5, 2‐5ª /Salmo 79/Heb 10, 5‐10/Lucas 1, 39‐45

04 Adviento C

El Señor ha mirado la humildad de su sierva

Invocación al Espíritu Santo

Espíritu Santo, inspíranos, para que pensemos santamente.
Espíritu Santo, incítanos, para que obremos santamente.
Espíritu Santo, atráenos, para que amemos las cosas santas.
Espíritu Santo, fortalécenos, para que defendamos las cosas santas.
Espíritu Santo, ayúdanos, para que no perdamos nunca las cosas santas.

TEXTO

39 Entonces María se levantó y se dirigió apresuradamente a la serranía, a un pueblo de Judea. 40 Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. 41 Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura dio un salto en su vientre; Isabel, llena de Espíritu Santo, 42 exclamó con voz fuerte:
—Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. 43 ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? 44 Mira, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura dio un salto de gozo en mi vientre. 45 ¡Dichosa tú que creíste! Porque se cumplirá lo que el Señor te anunció.

LECTURA

La cercanía del Misterio de la Navidad es ya señalada por este último domingo del Adviento: de hecho, se trata prácticamente contemplar el rostro de pastor y Mesías que viene, poniendo mucha atención a sus rasgos, a sus características, Él es ante todo un prodigio hecho posible por la acción de Dios que sabe hacer surgir con potencia su salvación de lo pequeño e insignificante (1a. lectura); Él se aproxima al mundo en una actitud de obediencia, de una sencillez única: la del hijo de María de Nazaret.  

Evangelio : la escena de la visitación de María a Isabel. Esa “visita” humilde en apariencia, ocurrida en una pequeña aldea de las montañas de Judea, no es otra que la visita de la gracia, de la salvación, al mundo que ya la espera y ansía profundamente. Veamos algunos Elementos importantes de este pasaje
1. El salto de Juan Bautista en el vientre de la madre (VER vv. 41 Y 44) y la sorpresa de Isabel, que llena del Espíritu distingue al bendito en el vientre de la bendita entre las mujeres, son la sorpresa de la humanidad entera ante el inmenso favor del Dios que rompe toda distancia para salvar   desde su
santidad la miseria y la pobreza de la condición humana (VER v.44).
2. Isabel alaba en María una actitud importantísima: la fe en la Palabra del Señor. Portadora en su vientre del Creador del mundo, María ya ha sido “madre” de Cristo en su espíritu, al haber recibido con fe la palabra del ángel (VER Lucas 1,38).
3. Es esta actitud de fe en la acción de Dios que pasa por lo sencillo, por lo familiar, por lo escondido, como la concepción de un niño, la que es requerida de la comunidad discipular, la cual como María, deberá abrirse a los planes de Dios para el mundo (VER v. 45).
4. A su vez, María es en esta escena el modelo de acción de gracias, de reconocimiento, y por lo mismo,
de mayor disponibilidad. Ella como Abraham, comienza en su aceptación del plan de Dios, un camino imposible, más allá de la lógica de lo humano (VER Gen. 12ss) (VER vv. 46‐48). María es hoy el ejemplo más grande de fe en Adviento, la indicación de cómo debe vivirse la llegada del Señor: acogiendo la Palabra, como ella ha hecho, para que muchas cosas grandes sucedan allí donde los recursos humanos parecen haber llegado al límite.

MEDITACIÓN

a. ¿Hemos sido escuchas atentos de la Palabra en este tiempo? ¿O diversas distracciones nos han hecho olvidar lo más importante, lo que verdaderamente nos ha debido orientar en este tiempo?
b.   ¿Hasta dónde esa Palabra nos ha transformado, preparándonos a recibir al Señor no según nuestros criterios, sino en la humildad de la carne que lo oculta, en su pobreza y sencillez?
c. ¿Valoramos aquellos medios por los que Dios va actuando su salvación a través de los que conocemos? (la vida familiar de cada día; la vida humana misma amenazada por un mundo de egoísmo y confusión en lo verdaderamente humano).

ORACIÓN

Señor Gracias por haber elegido a María y pedirle que aceptara ser la Madre de Jesús.

Quiero ser servicial como María, quiero que por creer en Ti yo también pueda servir.

Que mi vida, Señor, despierte también la alegría de la fe en los que me rodean.

Quiero ser una persona de fe, quiero creer como creyó María.

Entiendo que la fe me lleva a un compromiso de cambio. No quiero temer Señor a la fe ni al cambio.

Me uno a todas las generaciones de verdaderos cristianos que unidos a las palabras de Isabel, pueden proclamar una y otra vez: “Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de vientre”.

Que también mi felicidad sea plena, tanto cuanto mi fe me permita avanzar.

Feliz seré yo porque creo, pues así se cumplirá también en mí la Palabra del Señor

Amén

CONTEMPLACIÓN

a. ¿Hemos sido escuchas atentos de la Palabra en este tiempo? ¿O diversas distracciones nos han hecho olvidar lo más importante, lo que verdaderamente nos ha debido orientar en este tiempo?
b.   ¿Hasta dónde esa Palabra nos ha transformado, preparándonos a recibir al Señor no según nuestros criterios, sino en la humildad de la carne que lo oculta, en su pobreza y sencillez?
c. ¿Valoramos aquellos medios por los que Dios va actuando su salvación a través de los que conocemos? (la vida familiar de cada día; la vida humana misma amenazada por un mundo de egoísmo y confusión en lo verdaderamente humano).

ACCIÓN

Realizar en la comunidad un acto de devoción a la Virgen María, reconociendo su fe y pidiendo su intercesión para poder llegar a ser verdaderos discípulos de Jesús.

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s