Domingo 22 Tiempo Ordinario Ciclo C Septiembre 1 de 2013

 jesus-con-fariseos41

Domingo 22 Tiempo Ordinario Ciclo C

Septiembre 1 de 2013

¡Alégrense en el Señor!

¡Alégrense en su presencia!”

Salmos 67

PREPARACIÓN ESPIRITUAL

«Espíritu Santo

haz que mi corazón

se abra a la Palabra de Dios,

que mi corazón

se abra al bien,

que mi corazón

se abra a la belleza de Dios

todos los días».

SS. Papa Francisco

TEXTO BÍBLICO

Lucas 14, 1. 7-14

“El que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido”

El que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecidoLectura del santo evangelio según san Lucas 14, 1. 7-14Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando.Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso esta parábola: “Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: “Cédele el puesto a éste.”Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto.Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba.”Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales.Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.”Y dijo al que lo había invitado: “Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado.Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.”

Lectura

¿Que dice el Texto?

P. Antonino Cepeda Salazar

Algunas preguntas para ayudarte en la lectura atenta…

Escoge una frase del texto, que te impacte, que te diga algo especial; repítela varias veces. Por ejemplo:

  • Al ver Jesús cómo los invitados escogían los asientos de honor en la mesa”

  • No te sientes en el lugar principal”

  • Siéntate en el último lugar”

  • el que a sí mismo se engrandece, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido”

  • Cuando tú des un banquete, invita a los pobres, los inválidos, los cojos y los ciegos”

  • Serás feliz… tú tendrás tu recompensa el día en que los justos resuciten”

Algunas consideraciones para una lectura provechosa…

Jesús actúa con libertad incluso cuando es vigilado (v. 1), y enseña con una parábola a partir de lo que ve a su alrededor (v. 7). Jesús no hace teoría, sino que reflexiona a partir de unos hechos, para enseñar a los que le rodean, para mostrarles lo que verdaderamente agrada a Dios.

En un primer momento habla a quien es invitado a una boda (vv. 8-11), para después hablar al anfitrión (12-14). Al invitado, Jesús le pide humildad; al anfitrión le pide esperar la recompensa del Padre. Ante ambos, Dios se muestra como modelo que invita a no discriminar a las personas. El invita a todos a participar del banquete preparado.

¿Invita Jesús a fingir?

Jesús invita a los discípulos no a una falsa humildad, la de quien aparenta modestia para lograr la ser el primero, sino a una auténtica humildad como lo ha enseñado en otros momentos (“el que quiera ser el primero que sea el último y el servidor de todos”; “yo estoy en medio de ustedes como el que sirve”). Pero, sobre todo, nos invita Jesús a ser generosos y compartidos con los pobres, con quienes no nos pueden recompensar por el bien recibido.

A las Bienaventuranzas Jesús en el capítulo 6, podemos añadir otras que están a lo largo del Evangelio. Una, y muy bella, la encontramos aquí:

Serás feliz. Pues ellos (los pobres) no te pueden pagar, pero tú tendrás tu recompensa el día en que los justos resuciten”. Quizá podríamos interpretarla así: “Dichoso el que da sin esperar nada a cambio” ó “Dichoso el que espera la recompensa de la resurrección”.

Meditación

¿Qué me dice el Señor a mí en el texto?

Comencemos nuestra meditación con las palabras del Papa Francisco:

No hay que descartar a nadie. Recordémoslo siempre: sólo cuando se es capaz de compartir, llega la verdadera riqueza; todo lo que se comparte se multiplica. Pensemos en la multiplicación de los panes de Jesús. La medida de la grandeza de una sociedad está determinada por la forma en que trata a quien está más necesitado, a quien no tiene más que su pobreza.

Queridos amigos, ciertamente es necesario dar pan a quien tiene hambre; es un acto de justicia. Pero hay también un hambre más profunda, el hambre de una felicidad que sólo Dios puede saciar. Hambre de dignidad. No hay una verdadera promoción del bien común, ni un verdadero desarrollo del hombre, cuando se ignoran los pilares fundamentales que sostienen una nación, sus bienes inmateriales: la vida, que es un don de Dios, un valor que siempre se ha de tutelar y promover; la familia, fundamento de la convivencia y remedio contra la desintegración social; la educación integral, que no se reduce a una simple transmisión de información con el objetivo de producir ganancias; la salud, que debe buscar el bienestar integral de la persona, incluyendo la dimensión espiritual, esencial para el equilibrio humano y una sana convivencia; la seguridad, en la convicción de que la violencia sólo se puede vencer partiendo del cambio del corazón humano”.

En un ambiente en que prima buscar el propio interés, olvidando a los demás, Jesús nos invita a ser sencillos, a no aspirar a altas pretensiones. En un entorno en donde siempre queremos ganar, y obtener algún beneficio, se nos invita a compartir de manera gratuita. ¡Recuperemos el sentido de la gratuidad!

Hoy por todo lo que hacemos queremos cobrar, hemos perdido la capacidad de hacer o de dar de manera gratuita. Hace algunos años todavía hablábamos de trabajo voluntario, de faenas voluntarias…

Ahora preguntémonos:

  • ¿Cuándo he aspirado a los primeros puestos?

  • ¿En qué momentos pretendo los últimos puestos?

  • ¿He dado sin esperar nada a cambio?

  • ¿He hecho el bien a los pobres?

Oración

¿Qué le respondo al Señor que me habla en el texto?

Señor, enséñanos a no amarnos a nosotros mismos,

a no amar solamente a nuestros amigos,

a no amar sólo a aquellos que nos aman.

Enséñanos a pensar en los otros y a amar,

sobre todo, a aquellos a quienes nadie ama.

Concédenos la gracia de comprender que,

mientras nosotros vivimos una vida demasiado feliz,

hay millones de seres humanos,

que son también tus hijos y hermanos nuestros,

que mueren de hambre, sin haber merecido morir de hambre;

que mueren de frío, sin haber merecido morir de frío…

Señor, ten piedad de todos los pobres del mundo.

Y no permitas, Señor, que nosotros vivamos felices solos.

Haznos sentir la angustia de la miseria universal,

y líbranos de nuestro egoísmo.

Amén.

Contemplación

¿Cómo hago propias en mi vida las enseñanzas del texto?

Intenta recordar el rostro de una persona necesitada que haya visto en los últimos días, ponlo en tu mente y tu corazón y di con confianza:

Que al ver a un hermano necesitado te vea a ti Señor

Acción

¿A qué me comprometo para demostrar el cambio?

El Señor hoy, una vez más, propone un estilo de vida diferente en este caso en mi actitud frente a los demás y me invita a tomar actitudes de servicio, de entrega a quien lo necesita:

¿A qué te invita hoy el Señor con su Palabra?

¿Cómo puedes asumir una actitud humilde ante los demás?

¿De qué manera concreta puedes servir a los pobres con quienes me topo en mi vida?

““La falta de amor es la mayor pobreza”.

Madre Teresa de Calcuta

*Agradecimiento a Lectionautas.com

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s