Lectio Divina Domingo 14 Tiempo Ordinario Ciclo C Julio 7 de 2013

Preparación espiritual

Oh Espíritu Santo,
Amor del Padre, y del Hijo,
Inspírame siempre
lo que debo pensar,
lo que debo decir,
cómo debo decirlo,
lo que debo callar,
cómo debo actuar,
lo que debo hacer,
para gloria de Dios,
bien de las almas
y mi propia Santificación.
Espíritu Santo,
Dame agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar.
Dame acierto al empezar
dirección al progresar
y perfección al acabar.
Amén..

Cardenal Verdier

Texto Bíblico

Lucas 10, 1-12. 17-20
“Descansará sobre ellos vuestra paz”

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: “La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies.
¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino.
Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa.” Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros.
Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario.
No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: “Está cerca de vosotros el reino de Dios.”
Cuando entréis en un pueblo y no os reciban, salid a la plaza y decid: “Hasta el polvo de vuestro pueblo, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que está cerca el reino de Dios.”
Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para ese pueblo.”
Los setenta y dos volvieron muy contentos y le dijeron: “Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.”
Él les contestó: “Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado
potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo. Y no os hará daño alguno.
Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.”

1. Lectura

¿Qué dice el texto bíblico?

P. Alejandro Lopez Cardinale

Algunas preguntas para ayudarte en la lectura atenta…

  • ¿Qué dice el Maestro respecto la mies?
  • ¿Cómo envía Jesús a sus amigos? ¿Qué recomendaciones les hace? ¿Cuál es el objetivo de este envío?
  •  ¿Cuál debe ser la verdadera alegría del discípulo?

 Algunas consideraciones para una lectura provechosa… 

Jesús rompe esquemas
Para el tiempo en el que Jesús vivió, y en el tiempo que Lucas escribe su evangelio, no era usual que los discípulos sean enviados por el Maestro para misionar, y menos con el esquema de planificación e indicaciones que Jesús da.

a. Jesús “planifica estratégicamente” sus recursos:

Luego de saber con quiénes cuenta, como un buen planificador del siglo XXI, Jesús distribuye a los 72 en grupos de 2 para que visiten todas las villas y ciudades, también aquellas que él mismo piensa visitar.

b. Jesús “ve” y “juzga” la realidad, una realidad que urge un cambio:

Para lograr eficazmente el objetivo propuesto, toda misión debe partir de la realidad que se quiere cambiar. Es precisamente esta realidad paradójica de “carencia” de obreros ante la “abundancia” de trabajo, que Jesús invita a transformar para que la buena noticia llegue a todos.
c. Jesús “actúa” en consecuencia. Propone dos niveles de acción:

  • Primera acción para cambiar esa realidad: orar, para que haya abundancia de obreros.
  • Segunda acción para cambiar esa realidad: a través de los 72, enviarlos, de manera que en el envío aprendan en esa misma medida a ser auténticos discípulos.

Los envía con instrucciones y objetivos precisos:
Instrucciones “en negativo”: aquello que no urge, que pudiese limitar o quitarles energía para la misión. Como ocurre con nosotros, que a veces con muy buenas intenciones, nos perdemos en los detalles menos importantes.
Instrucciones “en positivo”: aquello que es lo importante, el “corazón” de la misión, a lo que le debemos prestar atención y fortalecer.

Objetivos:


1) Desear la paz, la llamada a la reconciliación y a compartir la vida con los que salen al encuentro de ellos y los acogen, creando una fraternidad, un espíritu de familia, necesario para que el mensaje a transmitir eche raíces.
2) Luego que la relación está establecida y que se es cotidiano con el que es cotidiano, anunciar con el testimonio de vida que el Reino de Dios está cerca, que se realiza con la presencia misma de Jesús. Él es el Reino que se acerca y se hace próximo.

Jesús quiere que el “enviado” aprenda a través de la misma praxis a ser “discípulo”. De ahí la insistencia de ser ministro de la reconciliación –desear la paz-, y de quedarse en la casa que les acoge y compartir la vida con ellos. El auténtico discípulo se conoce cuando es capaz de encarnarse en las realidades cotidianas de entre aquellos a los que él/ella ha sido enviado.
d. Jesús “evalúa” y “celebra” los resultados. A veces, nos olvidamos de estos dos últimos pasos en lo que hacemos y nos proponemos en la vida. Jesús nos recuerda que estos dos últimos pasos son tan importantes como los anteriores, para fortalecer, cambiar de rumbo, recomenzar.

  • Los discípulos regresan comentando el éxito de la misión, compartiendo sobre todo sus experiencias.
  • Jesús confirma el poder otorgado, pero añade: “porque sus nombres están inscritos en los cielos”. Esta acción que Jesús describe recoge una tradición del Antiguo Testamento, que señala el objetivo de todo discípulo ante el seguimiento de su Maestro: que el discípulo pueda hacer historia con el Maestro y gozar del premio. En este caso, el nombre inscrito en los cielos indica la comunión íntima con un Dios que se desborda cercano y accesible al hombre. Y aquí radica la auténtica alegría del discípulo: vivir en esa intimidad con el Dios próximo de Jesús, el Dios Padre.

2. Meditación

¿Qué me dice el Señor a mí en el texto?

Comencemos nuestra meditación con las palabras del Papa Francisco en la misa matutina de abril 12 de 2013:
“Es necesario huir entonces de una gran tentación en la vida cristiana, la tentación del triunfalismo, creer que en un momento se puede hacer todo. No, en un momento comienza: existe una gracia grande, pero debemos ir por el camino de la vida.El triunfalismo no es del Señor. El Señor entró humildemente en la tierra. Hizo su vida durante treinta años, creció como un niño normal, pasó por la prueba del trabajo, incluso por la prueba de la cruz. Y luego, al final, resucitó. El Señor nos enseña que en la vida no todo es mágico, que el triunfalismo no es cristiano.”

Ahora preguntémonos:

¿Que te dice la frase: “La mies es mucha, pero los obreros son pocos” (Lc. 10,2)? ¿Cuáles son las características que debe tener un misionero? ¿Qué significa en tu vida: “viajar sin equipaje”? ¿Por qué es importante que tu nombre esté escrito en el cielo?

3. Oración

¿Qué le digo al Señor que me habla en el texto?

Siguiendo los consejos de nuestro Papa Francisco en evitar los triunfalismos, unámonos a la oración por Misión Continental (fragmento) para que busquemos siempre lo esencial de nuestra misión.

Queremos, como discípulos misioneros,
colaborar con nuestro testimonio y entrega,
para que nuestros pueblos
tengan en Ti vida abundante,
y con solidaridad construyamos
la fraternidad y la paz.
Señor Jesús, jVen y envianos!
María, Madre de la Iglesia,
ruega por nosotros.
Amén.

4. Contemplación

¿Cómo hago propias en mi vida las enseñanzas del texto?

Señor tú presencia en me hace fuerte y con júbilo declaro:

“Vengan a ver las obras de Dios” (Sal 66,5)

5. Acción

¿A que me comprometo para demostrar el cambio?

Los discípulos experimentan la vida que Jesús propone.

  • ¿Cuáles son los lugares en los que hoy podemos llevar las buenas noticias de Jesús?
  • ¿Cómo puedes llevar a tus entornos la presencia de Dios?

“Un cristiano fiel, iluminado por los rayos de la gracia
al igual que un cristal, deberá iluminar a los demás
con sus palabras y acciones, con la luz del buen ejemplo”.

San Antonio de Padua

 

Acerca de abpguatemala

Sección de Animación Bíblica de la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Guatemala.
Esta entrada fue publicada en Lectio Divina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s